La logística es un sector que aunque cuenta cada vez con más nivel de automatización aún sufren casos de estrés laboral que pueden originar riesgos y posibles accidentes.

La actividad “logística” comprende un conjunto de operaciones que abarcan desde el aprovisionamiento, almacenaje, transporte y distribución de productos hasta, incluso, ciertas actividades del proceso productivo. La logística es un sector de los más importantes donde el material handling es clave para resolver con el mayor rendimiento y optimizan las posibles operaciones de traslado de material y almacenaje.

En general aunque hay algunas empresas con menos de 10 trabajadores, se trata de un sector en el que son grandes empresas las que aglutinan la mayoría de la facturación y de los trabajadores, debido a que suele ser rentabilidad de escala. Aunque estos modelos están cambiando y cambiarán aún más en los próximos años debido a los cambios de la digitalización de la industria, la denominada revolución industrial 4.0, permitirá que actores mucho más localizados y pequeños ofrezcan un valor añadido de proximidad y rapidez que hoy en día no pueden ofrecer las macroepresas de logísitica.

Las empresas logísticas suelen dividirse en operadores generalistas  que abarcan todos los sectores económicos o o bien dedicarse a un tipo de actividad específica (operador especialista), por ejemplo, especializarse en la cadena de frío, en el sector electrónico, etc. El servicio de estas empresas logísticas externas se pueden adaptar a prestar sus servicios en las dependencias del cliente o del propio operador logístico empleando personal propio o subcontratado.

En definitiva, las empresas dedicadas a ofrecer el servicio logístico pueden realizar una logística integral, desde el aprovisionamiento hasta la distribución física, o bien limitarse a una gestión parcial como, por ejemplo, almacenamiento y distribución de productos.

Tareas y actividad.

Dentro de las empresas logísticas, el desarrollo de la actividad comprende un amplio conjunto de tareas que podemos agrupar en cuatro grandes bloques en consecuencia al ciclo del producto:

1 – Recepción de los productos.

2 – Almacenaje.

3 – Preparación de pedidos.

4 – Expedición.

Una característica común de los almacenes logísticos es la necesidad de almacenar una gran cantidad de artículos. Esto obliga a introducir estanterías a gran altura, de mucha profundidad, así como otros sistemas de almacenaje específicos para el tipo y características de lo almacenado.

Industria 4.0 (Automatización y digitalización)

Con la llegada de la revolución digital, ya son muchas las empresas que han automatizado la zona de almacenaje mediante la introducción de robots y otros sistemas automatizados, lo que permite una ordenación y localización muy precisa de los productos. En los almacenes en que tal automatización no se ha producido, o como complemento de estos sistemas, se dispone de una amplia gama de equipos de manutención, mecánicos y manuales, que permiten cargar, descargar, apilar y transportar todo tipo de mercancías y que son en definitiva, tradicionalmente los relacionados con el sector del material handling (Carretillas, Grúas, Cintas transportadoras, elevadores…)

Otro aspecto a considerar es la importancia que adquiere, en estos almacenes de grandes dimensiones, la localización rápida y precisa de los artículos almacenados. Para ello, ha habido un importante desarrollo de tecnologías de la información y de la comunicación.  De ahí deriva que sean elementos comunes de dispositivos electrónicos: lectores láser de códigos de barras, terminales portátiles de radiofrecuencia, identificadores por radiofrecuencia, terminales pda portátiles, etc.

Además, en aras de lograr la máxima eficacia en la distribución de los productos que llegan al almacén o que deben ser expedidos, muchas empresas han instalado sistemas de transporte aéreo, algunos de bastante complejidad, en los que los productos se desplazan y distribuyen por toda la nave de manera automatizada. A estos sistemas de transporte se les pueden integrar otros, como los de preparación de pedidos, de transporte del embalaje a reciclar, etc. Sin embargo, a pesar de esta automatización, mecanización e informatización de las operaciones, aún subsisten muchas operaciones realizadas manualmente.

Riesgos laborales en empresas de logística.

Es por ello que debido a esas tareas que aún es imprescindible que las realicen personas, varios organismos públicos de las CC AA, asociaciones de empresarios españoles y sindicatos han mostrado su preocupación por los riesgos laborales en almacenes logísticos mediante la realización de estudios y campañas o la publicación de documentos.

También en Europa encontramos publicados documentos y guías, e incluso varios sitios web, que recogen información relativa a los riesgos en esta actividad, como los creados por el Health and Safety Executive (HSE) británico o el Institute Nationale pour la Recherche Scientifique (INRS) francés.

De acuerdo con la información recogida, los principales riesgos derivados del trabajo en almacenes logísticos son las caídas al mismo nivel y a distinto nivel, los golpes y atrapamientos, y los sobreesfuerzos. Si analizamos los accidentes de trabajo con baja, declarados en España en 2015 por las empresas clasificadas en “Depósito y almacenamiento” (CNAE 521), comprobamos que son los accidentes por sobreesfuerzo el principal riesgo en esta actividad.

Según datos del Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo, los accidentes con baja por sobreesfuerzos suponen más de un 60% del total de los accidentes con baja en el sector de “Depósito y almacenamiento” (CNAE 521).

Tabla

En cuanto a las posibles causas, estos riesgos podrían deberse a cuatro grandes grupos de factores:

  1. Estado de las instalaciones, el orden y la limpieza.
  2. Trabajos en altura: sobre pasarelas, estanterías, plataformas, hangares, escaleras, grúas etc.
  3. Vehículos en movimiento en el interior del almacén.
  4. Carga física derivada de las actividades realizadas.

Dentro de los factores de riesgo englobados en la carga física, es la manipulación manual de cargas sobre el que más se incide y, en la mayoría de los casos, el único considerado en la evaluación de los riesgos. Sin embargo, un análisis más detallado de las acciones realizadas, revela la presencia de otros factores de riesgo: la adopción de posturas forzadas, el uso de fuerza y la realización de tareas repetitivas, asociadas sobre todo a la preparación de pedidos o “picking”.

Cheklist de control del INSHT.

El INSHT acaba de lanzar el documento técnico RIESGOS DE TRASTORNOS MUSCULOESQUELÉTICOS ASOCIADOS A LA CARGA FÍSICA EN PUESTOS DE LOGÍSTICA desarrollado por el Ministerio del Empleo y la Seguridad  en el Trabajo que permite orientar a los técnicos de prevención en la identificación y evaluación inicial de los factores de la carga física que pueden suponer un riesgo de trastornos musculoesqueléticos.

El objetivo de este documento es facilitar una herramienta para la identificación y evaluación inicial de los riesgos relacionados con TME asociados a la actividad física en operaciones realizadas en almacenes logísticos: carga y descarga del vehículo, conformación de palés, preparación de los artículos para el almacenaje, “picking” de artículos para su expedición, retractilado de productos paletizados, etc.

El checklist elaborado es fruto de un proyecto del Área Técnica de Ergonomía, coordinado por el CNNT, en el que han colaborado técnicos de todos los Centros Nacionales del INSHT.

Está orientado a la identificación y evaluación inicial de los riesgos de TME asociados a la actividad física en operaciones realizadas en almacenes logísticos: descarga del vehículo, conformación de palés, preparación de los artículos para el almacenaje, “picking” de artículos para su expedición, retractilado de productos paletizados, carga del vehículo, etc.

En ellos se realizaba la logística de distintos tipos de productos: libros, productos de oficina, ropa, grandes y pequeños electrodomésticos, medicamentos, productos de droguería, cartas y paquetes postales, accesorios del automóvil, alimentos no perecederos, bazar, etc.
Para descargarte el documento puedes pinchar aquí